Feb 082012
 

Ensayo / Crítica literaria

Año de la 1º edición: 2011

Autores: Héctor Martínez Sanz, Fabianni Belemuski, Diego Vadillo López

 

Michel Houellebecq: Amor y otros mitos

Amor y otros mitos Michel Houellebecq

En “Las partículas elementales”, el individualismo alcanzado por efecto de la liberación, implica, sobre todo, soledad. El ser humano queda asolado y la sexualidad es una forma de acercamiento y contacto directo con el otro. Incluso diríamos que la única forma de trato, relación y placer ante la presencia del prójimo. Los actos sexuales actúan como catalizadores de las relaciones sociales, de modo que, como vimos, la masturbación análogamente es sinónimo de la soldad, de falta de contacto y de fracaso social. El incremento de lo sexual es directamente proporcional al incremento del individualismo y la soledad. (Héctor Martínez Sanz)

Así describe Michel Houellebecq a la Generación Esther, último reducto de una humanidad que ha mudado, convirtiéndose en absurda y aberrante, una generación libre, tan libre que se ha librado de todo sentimiento, tan libre que ya no busca reflejarse en el otro, siendo autosuficiente, definible a partir de las cosas y de su relación con las cosas: delante de una pantalla, enterrado en la red social de la que es participe, socio, fundador, centro de un organismo multifocal, multiuniforme, por tanto amorfo, el sujeto de la Generación Esther intercambia impresiones no eróticas con otros sujetos virtuales. (Fabianni Belemuski)

Por lo demás, es “Plataforma” una novela introspectiva, lo que se consigue mediante la confusión entre el “yo” del narrador y el personaje principal. Se ofrece así una perspectiva del mundo desde la burguesía media, mostrando descarnadamente la amoralidad en que se mueve la sociedad toda, por necesidad o por vicio. (Diego Vadillo López)