Sep 022015
 

Página del autor

Gheorghe Iacob

Sobre la modernización de Rumanía se ha escrito mucho. Es un tema predilecto de historiadores, economistas, sociólogos, investigadores de ciencias políticas, etc. Aun así, resulta difícil formular, para este proceso, una definición que fuese aceptada de forma unánime. Mencionaremos –en lo que sigue– solamente algunos rasgos, como la industrialización, la burocratización, la constitución como estado, la urbanización, la alfabetización, un acentuado sentido del individualismo, etc. Las referencias sobre este tema se remontan al siglo XVIII y comienzan a darse con más frecuencia en la primera mitad del siglo XIX. Todos o casi todos los autores opinan que los Principados Rumanos –que tomarán luego el nombre de Rumanía– pusieron su mejor esfuerzo en emular el modelo occidental, en modernizarse y reducir las diferencias con respecto a los países desarrollados. Independientemente del momento en que se realiza el análisis o de los métodos empleados, las opiniones varían. Unos autores piensan que el desfase entre Rumanía y Occidente ha aumentado, otros que se ha reducido. Admitimos, desde el principio, situarnos entre los últimos.